8 Razones de peso para luchar contra la obesidad

Perder peso no es sólo una cuestión de estética, es una cuestión de salud y bienestar.

Hoy en día la obesidad es un gran problema de sanidad que está a punto de salirse de control. Tan sólo en EE.UU aproximadamente el 69% de los adultos tienen sobrepeso o son obesos, este país cuenta con más de 78 millones de adultos considerados como obesos, y pocos de ellos reconocen seriamente que tienen un problema y siguen con un estilo de vida poco sana que los conlleva a padecer de otras enfermedades crónicas como cáncer, artrosis o problemas cardiovasculares.

En consecuencia, si tú eres una de esas personas que sabe que sufre de obesidad y no quiere hacer nada para contrarrestarla, en este contenido te damos unas razones de peso para que te des cuenta como te está afectando este flagelo del siglo XIX:

1. Recuperación al cáncer: Muchas investigaciones sugieren que las mujeres obesas tienen un mayor riesgo de complicaciones para la reconstrucción mamaria después de una mastectomía. También parecen ser menos propensas que las mujeres de peso normal para obtener el máximo beneficio de una quimioterapia antes de una cirugía, esto puede suceder porque los médicos ofrecen a las mujeres con sobrepeso dosis más pequeñas de lo que realmente necesitan de cualquier medicación que están tomando. De manera que, es preciso consultar al médico para estar seguro de que se están recibiendo las dosis adecuadas de los medicamentos necesarias para cualquier enfermedad o condición.

2. Disminuyen los sentimientos y pensamientos depresivos: Hay una estrecha relación entre la obesidad y la depresión. Un estudio realizado en 4.600 mujeres entre las edades de 40 y 65 destaco la asociación entre el sobrepeso y la depresión. El estudio concluyó que el 6,5 % de las mujeres que tenían un índice de masa corporal (IMC) normal sufrían de depresiones, mientras que este trastorno era más notorio en el 25 % de las mujeres con un IMC superior a 35. Con estos estudios se llegó a la conclusión que el estigma de tener una actividad física limitada más el sobrepeso contribuye en gran medida a la depresión. De manera que, para mantener un estado de ánimo estable hay que empezar por buscar a un terapeuta, y seguir con el aumento de la actividad física mientras se complementa con un tratamiento seguro y no invasivo para perder peso.

3. El ejercicio se convierte en un gusto: Las mujeres obesas sufren de muchas más dolencias y molestias que las mujeres de peso normal, ellas se preocupan por una lesión o simplemente se sienten demasiado peso sobre sí mismas como para hacer ejercicio o algún tipo de entrenamiento. De manera que, con una asesoría profesional se debe trazar y comenzar un programa de ejercicios de exigencia progresiva. En el ejercicio se debe ir lento para construir la fuerza y la aptitud.

4. Tu corazón te lo agradecerá: Cuanto más obeso estés, más probabilidades tendrás de sufrir un ataque al corazón, y no sólo eso, las personas con sobrepeso y obesidad también son más propensos a tener diabetes y colesterol alto, dos detonantes de las fallas cardíacas. De manera que, es preciso mejorar la alimentación y comer saludablemente, el corazón se verá muy beneficiado de este simple cambio. Las verduras de hojas verdes y frutos secos sin sal son ideales, por eso, inclúyelos en tu dieta.

5. Protección de órganos vitales: Hay investigaciones que sugieren que el sobrepeso triplica el riesgo de insuficiencia renal crónica (IRC), una pérdida progresiva e irreversible de la función renal. Se estima que la obesidad causa 11 % de los casos de IRC en las mujeres. Del mismo modo, tener un IMC más alto aumenta el riesgo de sufrir enfermedades de la vesícula. De manera que para mantener los riñones sanos, dejar de beber bebidas de soda y empezar a beber agua con gas con sabor a lima o limón.

6. Menor exigencia en tus articulaciones: Al disminuir tu peso corporal disminuye la presión en tus articulaciones, por ende, las exigencias en movimientos esenciales como caminar o mover los brazos se minimiza notablemente. Igualmente, un alto índice de los casos de artritis son atribuidos a la obesidad, una enfermedad que sólo en EE.UU aumentó de un 3 % en 1971 a un 18 % en 2002. De manera que, es momento de salir y empezar a caminar regularmente. Una caminata diaria o al menos cinco días a la semana puede mejorar los síntomas de la artritis.

7. Respiras mejor: Diversos estudios han relacionado el riesgo de sufrir de asma con la obesidad. Estos estudios también han llegado a la conclusión que los medicamentos que controlan la respiración sibilante son un 40 % menos eficaces en pacientes con sobrepeso, comparado con los pacientes de peso normal. Así mismo, la obesidad es el factor de riesgo número 1 para la apnea del sueño. Exceso de grasa corporal en el pecho y en el cuello puede restringir los conductos de aire, provocando que te despiertes con frecuencia para poder recuperar el aliento. De manera que, te sugerimos aumentar la ingesta de vitamina D, lo cual te puede ayudar a mejorar la función pulmonar.

8. Ahorras mucho dinero: No sólo ahorras dinero comprando menos comida chatarra o alimentos que no necesitas, también, está el claro ejemplo de las personas con sobrepeso que sufren de diabetes, las cuales deben pagar mucho dinero por el cuidado de salud. De manera que, la convicción de luchar contra la obesidad mejorará el estado de tu bolsillo, lo verás un poco más lleno. Pero si tu preocupación es sufrir de diabetes tipo 2, es preciso hablar con tu médico para hacer los cambios en tu estilo de vida y considerar la compra de medicamentos más baratos.

Luchar contra la obesidad no es algo sencillo, sólo necesitas de una fuerte convicción y voluntad por el cambio de tu estilo de vida, mira que estas 8 razones son motivos más que suficientes para dejar atrás éste molesto mal.


Comentarios

Entradas populares